Fachadas de hormigón

Las fachadas de hormigón conservan una apariencia agradable y uniforme. El hormigón es un material importante en la construcción de estructuras modernas. Se puede diseñar formas, colores y texturas según las exigencias del cliente.

Las fachadas de hormigón son recomendadas porque protegen la infraestructura de factores ambientales adversos como fuertes lluvias, sol, viento y agentes contaminantes. Se componen de muros o vanos, y va a depender de la decoración del espacio.

A continuación vamos a comentar algunos aspectos sobre la forma, textura y color en las fachadas de hormigón. Así tenemos:

Forma

La forma de las fachadas de hormigón se obtiene por medio de la formaleta, que también es conocida como cimbra o encofrado. Esta herramienta cumple la función de un molde. En el caso de las fachadas de hormigón más trabajadas, el encofrado aporta la textura final, el acabado superficial y la decoración general.

Para la construcción de las fachadas de hormigón de exteriores, se debe estudiar la modulación de los panales o listones. Tiene gran importancia el cuidado de los remates en las esquinas, las uniones, el diseño, la ubicación y esparcimiento de las juntas.

Textura

Las texturas en las fachadas de hormigón, deben proporcionar un aspecto decorativo agradable sin defectos. El tipo de diseño a utilizar va a depender de los requerimientos del cliente.

Durante la construcción, se puede seleccionar entre varios modelos de encofrados y proporcionar a las fachadas diversas texturas. Están incluidas las superficies lisas, pulidas, estriadas y almohadillados.

Los materiales con que se puede mezclar el hormigón para obtener diferentes texturas son: madera, aluminio, yeso, plástico, acero o vidrio. La selección del material para combinar, va a depender de la apariencia que se busca dentro del diseño arquitectónico.

Color

Las fachadas de hormigón pueden tener varios colores. Esto se logra, colocando pigmentos en la mezcla. También, si se quiere un aspecto natural, se puede seleccionar los colores arenas. La calidad del color viene dada por los pigmentos del material y por las condiciones ambientales.

La homogeneidad del color de las fachadas de hormigón depende de la uniformidad del cemento; la adecuada proporción de agua y material cementante; la cantidad de pigmento empleada y el color de los agregados finos y gruesos.

Estas consideraciones garantizan que el concreto tenga un color estable, con buenas condiciones para trabajarlo y adherirlo.

Al pasar el tiempo, las fachadas de hormigón pueden deteriorarse debido a que son materiales que se encuentran en ambientes externos.

Es por eso que estas fachadas deben estar preparadas para que mantengan una buena apariencia, teniendo en cuentas los efectos de los factores medioambientales en el que se encuentre ubicada la obra.

El mantenimiento de las fachadas de hormigón es económico. Solo requiere una limpieza periódica.

Consejos al momento de la construcción de las fachadas de hormigón

  • Considerar el nivel de exposición a la intemperie. Hay que proteger la obra de factores externos como lluvia, fuertes vientos, nevadas, sol y granizos.
  • Proteger las fachadas de hormigón con barnices, resinas e hidrofugantes. Al ser un material poroso, se debe proteger adecuadamente.
  • Proteger las piezas de acero de las fachadas de hormigón.
  • Escoger el color, que puede ser pigmentado con varios tonos.
  • Elegir el encofrado correcto.
  • Corregir las imperfecciones para que el proyecto final quede con un acabado excelente.
  • Especificar los detalles precisos que se quiere obtener en la obra de construcción.

La desventaja al colocar fachadas de hormigón es que una vez fraguado, no se puede rectificar su diseño. Por lo que se debe planificar con precisión.

Historia de las fachadas de hormigón

El hormigón comenzó a ser utilizado por los romanos, 200 años A.C. Desde entonces y debido a la revolución tecnológica, los romanos comenzaron a hacerle modificaciones al hormigón. En la construcción, se hizo posible realizar edificaciones únicas y magníficas desde el punto de vista estructural y estético.

A raíz de la caída del imperio romano, el uso del hormigón desaparece de la historia. Es a partir de 1820, que vuelve a retomarse su uso y se inventa el Cemento Portland en Inglaterra. A finales del siglo XIX, los experimentos e investigaciones sobre el hormigón lograron fijar sus cualidades y definir los usos más recomendados.

Los productos derivados del hormigón, comenzaron a expandirse y usarse en Londres después de 1900. Al año, se extendió su uso en Estados Unidos y México.

El uso del hormigón para fachadas se origina desde los años 30, con la aparición del modernismo y el impulso que tomaron grandes arquitectos. El racionalismo y la expresividad fueron los motivos que impusieron las fachadas en la arquitectura. El implemento de los elementos elegantes en las fachadas de hormigón, durante los años 70, surgió como reacción de la monotonía en la decoración.

En esa época, los arquitectos lograron construir diseños de fachadas más expresivos. Con esto, se descubrieron las enormes posibilidades que brinda el hormigón en cuanto a decoración, color y textura.

Fue desde entonces, que los arquitectos empezaron a construir fachadas compuestas con elementos prefabricados de hormigón arquitectónico. Sin embargo, en esa época, la fachada aún se mantenía plana y los edificios seguían teniendo el aspecto básico debido a la repetición de los elementos.

Al finalizar los años 70, el uso del hormigón en las fachadas comenzó a disminuir, aunque esto fue por poco tiempo. Finalmente, a partir de del siglo XX, los arquitectos comienzan a tomar en cuenta con más seriedad, las bondades del hormigón y sus condiciones estructurales. Así fue que se impulsó la utilización plena del material.

En la actualidad, el uso de las fachadas de hormigón, se ha extendido ofreciendo construcciones más expresivas y exclusivas con mayor libertad de diseño. 

Arquitectura famosa con fachadas de hormigón

El mundo de la arquitectura no deja de sorprender con las obras exclusivas y mágicas que existen alrededor del mundo. Muchas de estas han utilizado el hormigón como elemento principal y base para el resto de la construcción. Como ejemplo, tenemos las siguientes edificaciones que incluyen una fachada de hormigón:

La Muralla Roja

Es un edifico de viviendas que proviene de manos de Ricardo Bofill, ubicada en la urbanización La Manzanera en Calpe- España.  El edificio está construido bajo la arquitectura árabe mediterránea del lugar. Las fachadas dan la impresión de ser un poco “rústicas”. Están pintadas de color rojo y rosado llamativo que las hace resaltar y hacer contraste con la naturaleza. La fabricación de este proyecto se culminó para el año 1972.

Está formada por una serie de escaleras, patios y puentes. Su organización está bajo los parámetros de lo que se conoce como un Kasbah árabe, típico y clásico.

SESC Pompéia

El Centro Cultural SESC de Pompéia es una de las más importantes obras de la arquitecta Lina Bo Bardi. En esta se ve el uso del hormigón de diferentes maneras. Fue construido en 1977en Sao Paulo, Brasil. Es la sede de uno de los edificios comunales del Servicio Social de Comercio.

Es un centro comunitario destinado a la cultura, el deporte y el entretenimiento. En su construcción, Lina decidió conservar el edificio de ladrillo preexistente de la fábrica, la cual fue demolida. El edificio que se conoce hoy en día, fue complementado con dos sólidos volúmenes de hormigón a la vista, unidos con pasarelas. La fachada del edificio se encuentra completamente realizada en hormigón.

Unité d’Habitation

Fue construida en Marsella- Francia, por Le Corbusier. Se trataba de varios conjuntos de viviendas con características particulares, diseñados por toda Europa. Su construcción, posee la mezcla entre la tecnología y lo primitivo, uniendo el hormigón con el acero. Se dice que Le Corbusier utilizó esta obra arquitectónica como medio para expresar sus fascinaciones por los aviones, máquinas modernas, paisajes y templos antiguos. Hoy en día, el Unité d’Habitation se mantiene como un complejo habitacional.

El uso de fachadas de hormigón en la actualidad

En la actualidad, las fachadas de hormigón son de gran importancia estética, generando espacios en armonía con luz y sombras. Hoy en día, las estructuras con fachadas de hormigón, son de gran tendencia dentro de la construcción. El hormigón permite que se le sea añadidos materiales como piedras, trozos de vidrios, pedazos de madera o algún otro material que sea de preferencia.  

Las fachadas de hormigón son esenciales para lograr una respuesta adecuada de los elementos de construcción a nivel estructural. Además, responde a las expectativas del arquitecto en la estética general y en el acabado superficial. Tener la opción de agregar una fachada de hormigón, es disponer de varias opciones de decoración.    Es necesario recordar que el hormigón es uno de los materiales más utilizados en el campo de la construcción. Sin embargo, reciente investigaciones han comprobado que es uno de los materiales que más contribuyen a las emisiones anuales de CO2. Como resultado, los diseñadores, arquitectos e investigadores de todo el mundo están generando opciones de cómo podría ser su producción y uso. La idea final es que se vuelva un material 100% ecológico.

Fachadas de Hormigón

Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *