Hormigón Pulido

El hormigón pulido es uno de los materiales más versátiles que existen en la actualidad. Brinda a la superficie en la que se coloque, una apariencia lujosa y exclusiva.

Además, de los materiales como agua, cemento, arena, gravilla y polvo acrílico de alto rendimiento, al hormigón pulido se le agrega cuarzos y colores. Esto le da un aspecto más personalizado. Al momento de fabricar hormigón pulido, se toma en cuenta el nivel de exposición del concreto, para la recomendación de materiales.

La elaboración de hormigón pulido consiste en la aplicación de un endurecedor químico sobre el hormigón. Luego, es lijado con máquinas de diamante hasta lograr el brillo y suavidad deseada. La superficie reflectante que tiene, produce un efecto bajo la luz que proporciona al pavimento un toque único.

Para fabricar hormigón pulido no hace falta utilizar otros materiales adicionales, ya que al colocarlo, se usa la losa del piso ya existente. Resiste ante cualquier cambio climático y ante las consecuencias de cualquier estación del año.

También, se le conoce como hormigón fratasado. Después, de colocar el hormigón convencional, se realiza un proceso de fratasado o pulido con las máquinas fratasadoras. Estas hacen que el pavimento del hormigón quede plano y suave.

El hormigón pulido generalmente, se utiliza en superficies interiores. Sin embargo, en las últimas décadas, los arquitectos y constructores lo han incorporado en muros, pisos exteriores y fachadas.

El hormigón pulido es el más utilizado en proyectos comerciales, ya que presenta mayor durabilidad y resistencia ante el constante tráfico de personas. Además, proporciona un buen aspecto a las edificaciones de empresas y organizaciones.

Aspecto personalizado y de fácil mantenimiento

El hormigón pulido es de fácil mantenimiento. Se puede limpiar de forma sencilla debido a que su superficie es dura y lisa. En algunos casos, pueden quedar expuestos agrietamientos debido a la humedad o al asentamiento del edificio. Sin embargo, algunos materiales de reparación ocultan esas grietas.

Con respecto a su aspecto físico, el hormigón pulido tiene variedad de acabados, diferentes agregados y colores en la mezcla del cemento. Los colores se mezclan con el concreto antes de colocar la losa, pero también se puede aplicar con tintes o pinturas impermeables.

Mientras se fabrica el hormigón, se pueden tallar diferentes patrones, dando la similitud de un mosaico. El hormigón pulido imita materiales como la piedra, el mármol y la cerámica.

Alta resistencia y bajos costos de mantenimiento

El costo del hormigón pulido va a depender de cuan refinado sea el acabado. Su larga vida y rentabilidad lo hacen más económicos que otros materiales de construcción.

La resistencia que posee el hormigón pulido hace que los líquidos derramados sobre él, no se filtren, ni deterioren el material que hay bajo la superficie. No absorbe manchas, lo que permite que al limpiarlo se vea como si se acabara de colocar. Así, se invierte menos tiempo en las labores de limpieza.

El hormigón pulido contribuye a crear espacios con acabados de primera, ya que es un material que se puede personalizar dependiendo de las exigencias y los gustos de cada cliente. Al colocarse de cualquier color, permite darle rienda suelta a la creatividad, haciendo composiciones y combinaciones llamativas. Otra ventaja que ofrece el hormigón pulido, endurecido y sellado, es que controla las grietas y la generación de polvo.

El hormigón pulido es uno de las materiales de construcción más generoso que existe. Además, de ser elegante y de buen gusto, garantiza un pavimento resistente con el pasar de los años. Al estar bien colocado, no genera costos adicionales; es por eso que se recomienda la contratación de expertos para instalarlo.

Materiales para lograr el acabado del hormigón pulido

En el momento de concluir el trabajo de hormigón pulido se necesita:

  • Marmolina.
  • Brillador de superficies para usar con pulidora.
  • Pulidora para esmerilar en húmedo.
  • Esmeriles de diferentes grados de abrasión.
  • Felpa.
  • Manguera.

Las condiciones que se deben tomar en cuenta para concluir con el hormigón pulido son las mismas que permiten obtener acabados esmerilados.

Proceso de pulido

  1. Esmerilar el espacio para retirar la pasta superficial del hormigón de manera uniforme. El pulido debe hacerse con un flujo constante de agua, en círculos y haciendo presión contra la cara del elemento. Esto se hace con el fin que se desprendan pequeñas virutas de pastas.
  2. Rellenar los vacíos que se forman al realizar la primera mano del esmerilado utilizando una mezcla preparada con cemento blanco, marmolina y agua en proporción.
  3. Esperar, por 24 horas, a que seque la mezcla aplicada.
  4. Efectuar la segunda mano del pulido sobre la mezcla seca, de igual forma como se aplicó la primera mano. Esto debe ocurrir en húmedo y con movimientos circulares.
  5. Pulir las áreas que presenten mayor material adherido o una superficie rugosa. La superficie debe quedar uniforme y lisa.
  6. El área debe ser recorrida con toda la piedra para pulir.
  7. Se debe aplicar una segunda capa de mortero un poco más fina para rellenar los poros de la superficie. Inmediatamente retirarlo con un paño.
  8. Pulir manualmente con lija toda la superficie del hormigón.
  9. Aplicar un sellador especial para superficies tratadas con pulidora sobre todo la cara del hormigón.
  10. Dejar secar el sellador durante 15 minutos y aplicar una segunda mano.
  11. Por último, pulir con felpa toda la superficie con el fin de dar el acabado final, liso y brillante.

Arquitectura con hormigón pulido

El uso de hormigón pulido comenzó principalmente en pisos interiores. Con el pasar del tiempo, los arquitectos han extendido su uso incorporándolo en muros, pisos exteriores e incluso fachadas.

En el mundo de la arquitectura, existen obras que relucen y se distinguen de las otras por los materiales con que fueron fabricadas. A continuación, se mencionan dos de ellas.

Capilla de Notre Dame du Haut

Se construyó en 1950, de manos del arquitecto Le Corbusier. En un principio, fue la capilla que sustituyó el centro de peregrinaciones de Notre Dame du Haut, de Ronchamp, cerca de Belfort, en Francia. Este monumento fue destruido durante la segunda guerra mundial.

Tratándose de arquitectura y escultura, lo más llamativo de la obra es el techo, que presenta una forma muy particular y original. Esto, lo lograron gracias a la maleabilidad y versatilidad del hormigón para componer volúmenes orgánicos. Además, los altares se construyeron de hormigón pulido y prefabricado.

Museo de arte de Saint Louis

El edificio original y principal fue diseñado por Cass Gilbert. Se construyó como uno de los pabellones de la Exposición Universal de Saint Louis de 1904. Está ubicado en el recién estructurado Forest Park.

Se trata de un pabellón que se divide en cuatro direcciones a partir de un punto central. Asimismo, posee cuatro grandes ventanas que están ubicadas desde el techo al suelo. Estas, ofrecen vistas panorámicas del parque y del Grand Basin, el estanque monumental construido para la Exposición de 1904.

Por su parte, las fachadas están revestidas con paneles ejecutados de hormigón pulido oscuro con agregados locales, que hacen destacar el edificio dentro de su entorno.

Decoración interna con hormigón pulido

El hormigón pulido, además de ser utilizado en fachadas y paredes de reconocidas arquitecturas, funciona de complemento para la decoración de áreas internas. Su resistencia e impermeabilidad lo convierte en un elemento ideal para crear diversos elementos integrados en viviendas y edificios.

Los asientos construidos con hormigón pulido pueden utilizarse tanto en espacios exteriores como interiores. Son elementos estéticos y funcionales. Las propiedades del hormigón pulido permiten la exposición a la intemperie y el contacto directo con el agua.

El hormigón pulido se ha utilizado para crear accesorios que conectan un área del hogar con otra. La innovación en la construcción ha logrado la creación de elementos decorativos. Dentro de estos se encuentran las superficies que se funden con el piso y las paredes generando un efecto de amplitud y continuidad espacial.

La ventaja más relevante del hormigón pulido es que se crean espacios compactos, continuos, sin junturas ni posibles desprendimientos. Ofrece un amplio abanico de posibilidades decorativas y de resistencia.

Importancia del hormigón pulido

La colocación y presentación del hormigón pulido puede variar dependiendo del lugar en el que se instale. Se puede agregar en todo tipo de interiores adaptándose a las necesidades de cada lugar.

Es un material de vanguardia que permite generar ambientes únicos y originales. El hormigón pulido puede ser utilizado en el ámbito industrial como almacenes, naves y talleres. También, en el ámbito socio- cultural como polideportivos, salas, centros culturales y en la ingeniería civil como aceras, plazas, párquines y rampas. Actualmente, el hormigón pulido se está utilizando en el interior de las viviendas como parte de la decoración e interiorismo. Cuando se utiliza el hormigón de forma decorativa, el principal objetivo es optimizar el material y aprovechar el espacio. Se ha comprobado que el hormigón pulido tiene flexibilidad para crear con él, estancias únicas, funcionales y modernas.

Hormigón Pulido

Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *