Microcemento

El microcemento es un revestimiento continuo con base cementicia mezclado con otros compuestos como ácidos, acelerantes, fibras y pigmentos de colores. Se pega fácilmente a todo tipo de superficie. Entre ellas están el hormigón, cemento, baldosas, yeso, metal, plástico y mármol. Se puede incluir en el recubrimiento de pisos, paredes y muebles.

El microcemento es versátil. Es un material que puede ser combinado con variedad de elementos, dando rienda suelta a la creatividad en las decoraciones. La diversidad que presenta el microcemento, permite que sea aplicado en viviendas, locales comerciales, oficinas, exteriores e industrias.

Durante su empleo, el microcemento se mezcla y amasa. Después, se cubre la superficie con el revestimiento hasta obtener un grosor de 2 a 3 mm. El material existente en la superficie donde se va a aplicar microcemento, no tiene que ser eliminado, ya que sirve de base. Puede ser colocado en superficies amplias.

En consecuencia, se puede instalar tanto en superficies en buen estado como deterioradas. Si se trata de colocar microcemento sobre una superficie dañada, se debe preparar el área eliminando todas las partes sueltas y en mal estado.

Además, el microcemento solo necesita ser lavado con agua y jabón. Se recomienda aplicar cera autobrillo de forma periódica para renovar la capa de protección del suelo. No es necesario el uso de maquinarias especializadas para la limpieza.

Ventajas

  • El microcemento es un revestimiento continuo que facilita su limpieza.
  • Se puede incluir mezclas de varios colores en todas las capas. Esto proporciona acabados decorativos combinados y sorprendentes.
  • Ofrece ambientes únicos, personalizados y modernos.
  • La aplicación del microcemento en suelos existentes, no requiere retirar el material ni el recorte de puertas o algún trabajo de remodelación extra.
  • No se agrieta ni se cuartea.
  • Al aplicar microcemento se evita los gastos extras por levantamiento de suelos o retirada de escombro.
  • Es resistente al agua y a altas temperaturas.
  • Posee resistencia mecánica tanto en comprensión, flexión y abrasión.
  • Es recomendado en zonas húmedas por su acabado impermeable.
  • Es un material resistente y antiresbalante. No se daña tan fácilmente por factores medio ambientales como los rayos ultravioleta del sol.
  • Se puede restaurar y pulir de manera periódica.
  • Proporciona estética en superficie de interiores y exteriores.

Aplicación del microcemento

Para aplicar el microcemento se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Limpiar y preparar la superficie a cubrir. La zona debe estar libre de polvo, pintura, aceite y otro tipo de material que entorpezca la aplicación.
  • Luego, se procede a aplicar la primera capa de microcemento. Este material es autonivelante; es decir, no hace falta nivelar la superficie donde se va a aplicar el revestimiento. Entre capa y capa se debe lijar y pulir.
  • Después de secar la primera capa, se procede a colocar la segunda. En este paso, se debe aplicar una capa de microcemento más gruesa con el fin de rellenar todas las fisuras y poros. La superficie debe quedar totalmente lisa.
  • Posteriormente, se aplica dos capas más de microcemento. El grosor de cada capa debe ser más fino. Entre capa y capa es necesario dejar secar, lijar y pulir.
  • Por último, se debe sellar el microcemento para proporcionar protección a la superficie. Con este paso se logra dar el carácter impermeable evitando que se ensucie con facilidad.

Este material se puede reparar en el caso de ralladuras superficiales. Esto se logra lijando y encerando nuevamente.

Además, de ser utilizado en suelos y paredes, también puede utilizarse para crear elementos decorativos, como lo es la creación de una bañera.

Puede ocurrir que el cliente solicite la combinación del microcemento con otros materiales. Por ejemplo: pedazos de madera incrustados en la masa preparada, gomas o piedra.

Origen del Microcemento

El microcemento se originó en la década de 1930. En ese momento, los británicos crearon una mezcla de cemento y caucho. De esta unión resultó un producto con altas propiedades anticorrosivas.

Sumado a eso, después de la Segunda Guerra Mundial, comenzó el incremento de la tecnología de polímeros en Estados Unidos, Canadá y Japón. La idea era mezclar todos esos materiales nuevos con el hormigón y así crear productos con mejores propiedades mecánicas y de resistencia. Además de los polímeros naturales como el caucho, se realizaron ensayos y estudios sobre los polímeros sintéticos, líquidos, en polvo o fibrosos. De allí se derivó el microcemento.

Desde entonces, los británicos comenzaron a incluir el microcemento en la industria de la construcción naval. Todavía siguen utilizando el material para revestir los cascos de los buques de acero y aumentar su protección.

El inicio del microcemento se conoció en algunas culturas como Tadelakt (palabra árabe que significa tierra o enlucido bruñido). Hace referencia al empleo de este material de construcción en el Norte de África. El Tadelakt es de origen marroquí, llamado también cal de Marrakech. Era el enlucido tradicional que se utilizaba en los hammams y en los palacios inicialmente.

Al principio, se trataba de una mezcla de cal con agua, totalmente natural y que en algunos casos le agregaban pigmentos y minerales. La cal de Marrakech era la más utilizada.

Sin embargo, algunos preferían incorporarle a esa mezcla cemento. Esto generó un producto de mayor resistencia y una aplicación más fácil. De esa incorporación de cemento podría provenir el inicio de lo que hoy en día se conoce como microcemento.

Otra teoría indica que, el inicio del microcemento proviene de Europa específicamente de los países nórdicos. Estas eran civilizaciones innovadoras, que en su afán por mejorar la calidad del cemento portland, crearon un cemento ultrafino, conocido desde entonces como microcemento.

Posteriormente, utilizando como base el cemento pulido, se empezaron a crear otros productos comerciales en aumento de la calidad del microcemento. Junto a esto, se perfeccionaron las distintas técnicas de aplicación.

Importancia del microcemento en la actualidad

Hoy en día, en el campo de la construcción, se maneja un microcemento más especializado. Este presenta características necesarias que cubren los requerimientos solicitados en diferentes tipos de revestimientos.

En la actualidad, el microcemento es uno de los materiales más versátiles y más utilizados en las nuevas obras y en reformas del hogar. Su aplicación se ha extendido entre las construcciones modernas por ser un producto manejable y adherente. Son poco los materiales de construcción en el mercado que presentan la continuidad y la resistencia del microcemento. Una buena planificación del proceso de aplicación del microcemento y la contratación de mano de obra de calidad son determinantes a la hora de colocar el material.


Microcemento

Post navigation


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *